Soy de la generación del verano del 68, época en la que la Tierra se vio invadida por una gran energía revolucionaria, el mundo se transformó, generó una consciencia de amor, de paz, de conservación de nuestro entorno; en mi caso se produjo una gran inquietud por el conocimiento propio, lo que me llevó a mi primer contacto con la meditación mediante el maestro Luis Murguía, rector de la línea lunar de la Gran Fraternidad Universal, con quien practiqué alrededor de 3 años en los que di mis primeros pasos al contacto con mi experiencia momento a momento con mi cuerpo, mis emociones y mi mente, al mismo tiempo terminé mi carrera de mercadotecnia en el Instituto Politécnico Nacional, especializándome en la comunicación publicitaria.

en el 2011 tomé mi primer curso en Yoga Espacio con Kavindu, recuerdo que fue  “Amor incondicional”, y se encendió una luz en mi corazón que me permitió ver compasivamente la vida; completé “Meditación para la Vida”. Empecé a saborear las mieles de caminar sintiendo el roce del viento en mi piel, el olor de las plantas y los árboles al pasar, a no rechazar mis pensamientos y mis emociones y a dejarlos pasar sin engancharme a ellos.

Soy egresado de la Formación de Maestros de Meditación en Yoga Espacio. Siempre me mantengo actualizándome, recientemente terminé “Budismo para la Vida”, experiencia incisiva en la que he tenido la oportunidad de “ver”en la habitación de mi consciencia los claros y las sombras de mi sentido de ser.