De un tiempo a la fecha es cada vez más común escuchar entre la gente que sufre de dolor de ciática, pero ¿qué es la ciática?

Se le llama ciática al dolor localizado generalmente desde la zona lumbar que baja por el glúteo, la pierna, y en ocasiones hasta la rodilla, pantorrilla y pie. En la mayoría de las ocasiones el dolor viene acompañado de entumecimiento, debilidad muscular, hormigueo o sensación de radiación o ardor y dificultad en el movimiento o el control de la pierna afectada, en la mayoría de las ocasiones suele atacar solo a un lado del cuerpo. A veces, comienza gradualmente, se empeora durante la noche y se agrava con el movimiento.

Algo importante a considerar es que la ciática no es un diagnóstico, es un síntoma, por lo que es siempre necesario conocer las causas subyacentes al dolor de ciática para poder llevar a cabo un tratamiento adecuado.

Pero para entender mucho mejor que es la ciática tenemos que saber acerca del nervio ciático, el cual es el nervio más largo y ancho del cuerpo humano, está formado por tres ramas que salen de la columna en la región lumbar (L4 y L5) y el sacro (S1), entra en la cavidad pélvica, continua por las caderas y desciende a lo largo de los muslos, se divide en dos pequeñas ramas detrás de la rodillas que van hasta los pies. Dado su recorrido y su tamaño, el nervio ciático es muy vulnerable a la compresión, provocando en tal caso inflamación y gran dolor llamado “ciática”.

Las causas de la compresión del nervio ciático que dan origen a lo que conocemos como ciática, pueden ser desde una inflamación muscular (el síndrome del piriformis), por la formación de alguna hernia discal o abultamiento de disco vertebral en la zona lumbar, la desviación de alguna vértebra (espondilolistesis) o degeneración de los discos vertebrales.

Por lo general, la ciática puede tratarse con éxito mediante un breve período de reposo y actividad limitada, seguido de ejercicios para mejorar la movilidad y fortalecer la espalda. Para el tratamiento de este padecimiento, el yoga nos puede ser de gran utilidad ya que para aliviar el dolor se utilizan ciertas posturas que ayudan a relajar y alargar los músculos involucrados, así como para generar espacio entre las vértebras de la zona lumbar y liberar al nervio de la compresión.

Para evitar que el problema se agrave o resurja también es muy importante aprender a sostener una correcta postura del cuerpo, así como ejercicios suaves y sencillos que fortalezcan espalda y abdomen, de esta manera se logrará una relajación profunda ya que la inflamación muscular puede tener origen en un estado de estrés constante.

Gracias por compartirnos!

Para inscribirte a los cursos de Coyoacan:

  • Acude a la sede y efectua el pago.
  • O realizar tu depósito o transferencia bancaria (no olvides comprobar la disponibilidad antes)
  • Vía Clabe Interbancaria: Banorte no. 0721 8000 0143 6572 39. A nombre de Georgina Rocío Martínez Bautista.
    Escanéa tu ficha de depósito o sácale foto con el cel y mándala al correo coyoacan@yogaespacio.com
  • Vía depósito bancario: Banorte no. 1436 5723. A nombre de Georgina Rocío Martínez Bautista.
    Escanéa tu ficha de depósito o sácale foto con el cel y mándala al correo coyoacan@yogaespacio.com

Más información en: Miguel Ángel de Quevedo 969. Coyoacán. T: 5336-1524. coyoacan@yogaespacio.com

Deja un comentario

avatar
  Subscribe  
Notify of