SURYA NAMASKAR, “Saludo al Sol”

Un ritual de vida en atención, energía y calma

Por Jñana Dakini

No hay cultura donde no existan rituales ancestrales dedicados al astro solar, llamado Ah Kinpor los Mayas, Nahundi por los Persas, Huitzilopochtli por los Aztecas, Apolo por los griegos y Surya en las culturas de la India. El sol es luz, es energía y es parte de lo que sustenta la vida del planeta y de la especie humana.

Se ha venerado al Sol con danzas, ofrendas, cantos y rezos, en fiestas colectivas o rituales secretos. En las diferentes culturas de la India los rituales solares han sido muy apreciados y el Rig Veda, por ejemplo, hay varios ritos y versos dedicados al Sol, uno de ellos lo describe como:

El que remueve la debilidad

El sanador de la enfermedad

Meditamos en la adorable gloria

Del sol radiante

Que él inspire nuestra inteligencia

En el Yoga contemporáneo tenemos también un rito al sol: Surya Namaskar. Y aunque se desconoce su origen, todo apunta a que la forma en que  actualmente se practica tuvo su nacimiento en India en el siglo XX.

Se ha otorgado el crédito de la creación de esta secuencia a Bala Sahib, un gobernante hindú de la zona de Maharastra, quien elaboró esta secuencia a fines de los años 20’s basado en rutinas de entrenamiento físico. Su secuencia fue diseminada en la enseñanza de educación física de un gran número de escuelas y después llego al mundo occidental con un gran apogeo desde la Segunda Guerra Mundial, hasta nuestros días.  Pandit Balasahib dejó plasmada su secuencia en el libro: The Ten Point Way to Health, publicado en 1928.

En el capítulo III señala:  “…creemos que Surya Namaskar es el instrumento perfecto no sólo para mantener al cuerpo fuerte, sino para prevenir el envejecimiento, la enfermedad, dar vigor a la mente y fortalecer el carácter y la voluntad, e incrementar hasta nuestro máximo límite nuestra capacidad de vivir en alegría.”

No está claro cuál fue la relación entre el maestro Krishnamacharya y Balasahib, pero en la misma época ambos estaban interesados en la educación física y mental de los jóvenes estudiantes de la India; sobre todo en un momento donde el nacionalismo indio era muy importante como contrafuerza del dominio inglés.  En el Saludo al Sol de Balasahib se incluía la recitación de mantras o la recitación de los diferentes nombres otorgados a la deidad solar. Krishnamacharya le agregó a este saludo la postura de Chaturanga Dandasana. Posteriormente, Iyengar y Pattabhi Jois hicieron modificaciones a la versión de Krishnamacharya.

SURYA NAMASKAR HOY

En el mundo actual, en todas las grandes ciudades donde se practica yoga, e independiente del estilo, se practica Surya Namaskar. En esta práctica,  ya sea menos o más física, menos o más ritual, con mantras o sin mantras, lo que resulta inspirador es que individuos de diferentes creencias, doctrinas e ideologías se unifican para vincularse al ritmo de la inhalación y la exhalación para despertar o renovar la energía, soltar lo que aflige y conectar con el ritmo del movimiento consciente.

Es una secuencia donde predomina el trabajo con la zona Purvo, o zona Este del cuerpo, que es la parte anterior que va de empeines a frente y representa  la zona por donde surge nuestro sol interior; una energía que se manifiesta, en la postura de Urdhva Muka Svanasana(perro con la cara hacia arriba); una postura central en esta secuencia.

Sin embargo, es fácil perder el aspecto ritual-energético del Saludo al Sol y practicarlo únicamente como una rutina física de auto-exigencia o competitividad. Por lo cual es importante regresar al aspecto profundo y esotérico de esta práctica.

El ser humano tiene una necesidad de conectar con el ritual y la devoción, aunque sea de una manera simple y a través del ritual conectar con el misterio de la vida.

La práctica de Surya Namaskar es ese ritual que podemos practicar si queremos todos los días, las veces que queramos  y es nuestra oportunidad para conectarnos y postrarnos hacia algo que va más allá de las acciones de la vida cotidiana. Tener una intención devocional antes de iniciar el Saludo al Sol va a permitir que el beneficio vaya mucho más lejos que la destreza y la vitalidad.

ALGUNOS TIPS

  • Primero aprende cada una de las posturas del Saludo por separado
  • Asegúrate que tu respiración ya es  suave y consciente
  • Mantén relajación mental
  • Cada postura del saludo la puedes hacer con alguna modificación o variante dependiendo del nivel de tu práctica y experiencia
  • Encuentra tu ritmo propio del Saludo al Sol
 

Este es el encabezado

Por: Jñana Dakini, autora del libro “Acércate al Yoga”.

¡Gracias por compartirnos!

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments