Ser adolescente hoy en día significa estar sujeto a la aprobación constante de las redes sociales. Parece que no existe número de “likes” ni “seguidores” suficientes. Instagram, Youtube, SnapChat, Facebook, Twitter imponen qué es aceptable y qué es deseable, esto puedo ocasionar que los adolescentes vivan en un estado de estrés constante, tengan baja capacidad de concentración, carezcan de tolerancia a la frustración y su autoestima se vea mermada.

Como experta en salud mental en adolescentes, es imperante que comenzamos a proporcionarles alternativas más saludables para canalizar sus emociones. Una alternativa altamente recomendada por expertos es la práctica de yoga. Una investigación reciente del Journal of Developmental and Behavioral Pediatrics muestra que estudiantes de secundaria que practicaron yoga por al menos dos meses, obtuvieron mejores puntajes en las pruebas psicológicas de ansiedad, depresión y desequilibrios del estado de ánimo que los adolescentes que no lo hicieron.  Los adolescentes que participaron en yoga informaron menos emociones negativas que aquellos que no participaron en el yoga durante el estudio de diez semanas.

Cinco beneficios del yoga para los adolescentes:

  1. Físico
    – El yoga fortalece, aumenta la flexibilidad, alarga los músculos, aumenta la coordinación y el equilibrio, construye la estabilidad central y puede ayudar a los estudiantes a recuperarse de la postura de un día encorvado sobre un escritorio (¡o un teléfono inteligente!).
  2. Educativo
    – En la adolescencia, hay montones de distracciones alrededor, el yoga puede ayudarlos a re enfocarse mentalmente en tareas cotidianas y realizarlas con mayor efectividad y concentración.
  3. Emocional
    – El yoga les permitirá conectarse a sus emociones, adentrarse en lo que sienten y así poder comprender más plenamente sus estados de ánimo y procesarlos de manera más apropiada.  Además de conectarse con sus emociones, el yoga fomentará el amor propio y la auto aceptación.  Este beneficio es especialmente poderoso para los adolescentes que luchan con la imagen corporal.  Es una forma de aprender a amarse a si mismos y apreciar el cuerpo por lo que es y lo que puede hacer, en lugar de lo por cómo se ve.  Construyen compasión por si mismos la que posteriormente se verá reflejada hacia los demás.
  4. Mental
    – Los beneficios mentales del yoga están bastante bien documentados, y como lo demuestra el estudio mencionado anteriormente, los adolescentes que practican yoga muestran estados de ánimo más positivos, menos ansiedad y depresión.
  5. Social
    – El yoga no juzga, y cuanto más practicamos, más aceptación y menos juicio tendremos en nuestra vida diaria.  El yoga ayudará a los adolescentes a ser más compasivos unos de otros.

Gracias por compartirnos!

Deja un comentario

avatar
  Subscribe  
Notify of