LA IMPORTANCIA DE LA RELAJACIÓN

ANTES UNA PRÁCTICA ACTIVA DE ASANAS

 

En la actualidad la ansiedad es un patrón emocional, mental y físico el cual padecen grandes grupos de población, desde niños hasta personas de edad avanzada, independientemente del estado de salud y estilo de vida. Las secuelas de la ansiedad pueden ir desde el insomnio y estreñimiento, hasta el desarrollo de enfermedades autoinmunes.

Muchas personas practican yoga precisamente para aliviar estados de ansiedad pero no siempre obtienen un buen resultado, incluso pueden notar que 2 horas después de su clase, la ansiedad se dispara con más empeño.

INICIA TU PRÁCTICA CON UN CUERPO Y MENTE RELAJADOS

Para que los efectos del yoga sean mas propicios en el aspecto físico, mental, emocional y ayuden a disminuir los estados de ansiedad es importante iniciar la práctica de asanas con una mente y cuerpo relajados, pues si hay ansiedad y comenzamos con una práctica activa de posturas la ansiedad no se diluye  sino solo se esconde e incluso comenzamos a hacer las asanas con una carga de ansiedad que va creando tensión no solo muscular sino también orgánica y mental. Hacer posturas con una carga de tensión solo va a enfermar al cuerpo y a la mente en lugar de aliviarlos.

DOS POSTURAS PARA RELAJAR

  • Relajación en 8 puntos
  • Supta Baddhakonasana (imagen arriba)

Recomendamos estas dos posturas antes de tu práctica de asanas activas, tratando de permanecer es ambas por un período de 5 a 10 minutos e intentando observar:

  • El contacto del cuerpo contra el suelo
  • El peso del cuerpo
  • El ritmo de la respiración
  • La relajación de los músculos del rostro
  • La relajación de los órganos

El efecto de trabajar a este nivel de relajación conduce a crear un cuerpo silencioso y una mente espaciosa, sólo así surge la posibilidad de estar en el momento presente. Y cuando moramos en el momento presente podemos darnos cuenta del contenido físico, mental y emocional que habita en nosotros, para así poder soltarlo.

BENEFICIOS DE LA RELAJACIÓN

  • Equilibra el pulso cardiaco, la presión arterial y el ritmo de la respiración
  • Elimina o disminuye tensión muscular y dolor crónico
  • Lleva el flujo sanguíneo donde se necesita
  • Desarrolla atención y concentración
  • Disminuye carga al sistema nervioso simpático
  • Desarrolla un sentido de estar completos

Practica de esta manera y notaras los resultados y recuerda que la final de tu practica terminas con la relajación final llamada Savasana (postura del cadáver).

 

 

Este es el encabezado

Por: Jñana Dakini, autora del libro “Acércate al Yoga”.

¡Gracias por compartirnos!

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments