La vida sedentaria es una característica de nuestra época, muchas personas pasan entre seis y doce horas sentadas en una silla de oficina o en el auto. Por ello pensamos que hacer posturas de yoga al estar sentado no sería importante. Sin embargo, las posturas sentados son tan importantes como las de pie, invertidas o las extensiones (arcos), y son el toque final de una buena sesión de yoga; incluso algunas se pueden usar al inicio de una clase como preparación para otras posturas.

A las posturas sentados se les da gran importancia en los textos clásicos tradicionales como el Hatha Yoga Pradipika, el Gheranda Samhita y el Shiva Samhita, y entre este grupo de posturas hay tres que son clásicas en todos los estilos de yoga: Sukhasana (Postura del contento o felicidad); Marichyasana (una postura con giro dedicada al sabio Marichy) y Paschimottanasana (postura del alargamiento de la zona Oeste). 

La importancia de estas
posturas estando sentados es que se relacionan con los aspectos de
introspección, meditación y descanso, así como con la depuración de órganos
como el hígado, colon, páncreas y bazo. También contribuyen a la flexibilidad
de la columna vertebral y de la cadera, y son muy efectivas para trabajar la
elevación y la energía anti gravitacional.

El dinamismo de las posturas sentados es tan profundo y sutil que para muchos practicantes puede pasar desapercibido, o podrían parecer posturas fáciles e incluso “aburridas”. Sin embargo, son tan misteriosas y profundas que se relacionan con la luna, porque invitan a la contemplación, a la quietud y al ir hacia adentro. Pero también se relacionan con el “fuego interno”, por ser posturas que ayudan a mejorar el metabolismo.

Las  posturas sentados  las podemos subdividir en 3 grupos:

  1. Sentados con la espalda vertical, como la postura
    de Sukhasana, o el mismo loto, en estas posturas las piernas pueden tener
    diferente dirección: estar al frente, cruzadas, hincadas o separadas, pero
    todas ellas tienen  la espalda vertical
    con una acción en sentido ascendente.
  2. Sentados con un giro de la columna vertebral  y con las piernas colocadas en diferentes
    direcciones: al frente, cruzadas, hincadas, pero lo importante es el giro de la
    columna vertebral en un sentido ascendente, creando un forma de espiral. Entre
    estas posturas nos encontramos con la clásica Marichyasana. Los giros favorecen
    la movilización de músculos abdominales y la irrigación de flujo sanguíneo a órganos
    como el colon y los riñones, son posturas que “exprimen” y depuran a diversos órganos.

  • Sentados con flexión de la cadera el frente,  ya sea con las piernas al frente, separadas,
    cruzadas, hincadas. El objetivo principal además de alargar la columna
    vertebral es colocar al corazón y los pulmones casi paralelos al piso, lo cual
    permite que descansen y se relajen. A este subgrupo pertenecen posturas como
    Paschimottanasana.

Estos tres subgrupos; sentados con espalda vertical,
con giro y con flexión se complementan entre sí, pero es mejor dominar primero
aquellas que extienden la columna hacia arriba, después continuar con las de
giro de columna y por último practicar las posturas de flexión.

Las más complejas de enseñar y practicar y quizá no sean para todos los cuerpos son las posturas de flexión al frente ya que se requiere una cadera fuerte y flexible, músculos isquiotibiales flexibles y fuertes y una columna vertebral sana, pero se pueden hacer flexiones al frente usando aditamentos o con y un rango de flexión pequeño, o flexiones que por la colocación de las piernas  son sencillas como  Adho Muka Virasana, esa postura donde te hincas, separas un poco las rodillas y  extiendes tu columana vertebral y brazos hacia el frente.

Estas posturas se convierten en el preámbulo para
tener una postura estable, armoniosa e incluso elegante para sentarnos a
meditar, de hecho en los textos clásicos del yoga las asanas tienen como
objetivo prepararnos para SENTARNOS A MEDITAR. Asi que en tu siguiente clase
encuentra mas sentido a las posturas estando sentados.

EJEMPLOS DE ESTOS TRES GRUPOS

A) Dandasana  una postura estando sentados con la espalda vertical

B) Marichyasana una postura estando sentados con giro

C) Janu Sirsasana, en su primera fase, una postura sentado con flexón
al frente

4) la versión final de la flexión:

Fotografías
Archivo Yoga Espacio

Fotos:
Luis Juvera.

 

 

 

Este es el encabezado

Por: Jñana Dakini, autora del libro “Acércate al Yoga”.

¡Gracias por compartirnos!

Deja un comentario

avatar
  Subscribe  
Notify of