“Practico yoga porque es una forma de estar en contacto conmigo misma, con la naturaleza y con Dios. En ella encontré una forma de autoconocimiento, aceptación y crecimiento espiritual. Mi enseñanza se basa en el Sistema Yoga Espacio con fundamento en las acciones, la alineación y la atención consciente. Mis clases se enfocan a que el alumno descubra el potencial maravilloso que habita en él, guiándolo hacia el darse cuenta del espacio en su cuerpo, en su mente y el espacio que habita en la tierra, a que ponga su atención en los procesos de alineación y respiración, y a que cuide la calidad de su energía y los estados de su mente para lograr la integración del cuerpo, la mente y el corazón. De mi el alumno puede esperar que va a ser cuidado, acompañado y guiado de un modo amoroso a lo largo de su proceso. Antes de dedicarme a enseñar yoga fui practicante de artes marciales japonesas, 1er Kyu en Kendo, 1er Kyu en Kempo. Me dediqué a la venta de bienes raíces y constituí mi propia empresa”.