JUAN MOREY

Me acerqué a la meditación en el año 2013, cuando realicé un primer retiro en una de las técnicas de Atención Plena, Vipassana. La experiencia fue tan significativa para mí que desde entonces la meditación forma parte de mi vida cotidiana y mi perspectiva de la vida cambió por completo. Inmediatamente nació en mí la intención de profundizar y compartir con otras personas esta valiosa práctica.

Meditar también me ha dado frutos maravillosos en mi profesión. Soy abogado, un oficio que por sus características sobre-estimula una visión muy mental de las cosas, demasiado rígida y desconectada de las emociones y fomenta un encuadre de ganadores vs perdedores. Esto a menudo provoca desconexión con uno mismo y pérdida de la empatía hacia los demás. Gracias a la meditación, mi vida profesional es mucho más plena y creativa; en ella los valores como el bienestar (propio y de los demás), la empatía, el amor, han adquirido una dimensión transformadora.

He asistido a varios retiros de diez y veinte días de silencio y Meditación Vipassana; a los Talleres regulares de Meditación de Yoga Espacio (2017/18) y al Seminario de “Budismo para la vida” (2018) impartidos por el maestro Kavindu.

Completé un curso de “Budismo, Mindfulness y Psicoterapia” del Instituto Mexicano de Psicoanálisis, el Instituto de Estudios Budistas Hispano y el International Institute of Budist Studies (2017); así como un “Curso Intensivo para entrenadores de Mindfulness para las adicciones”, a cargo de Dh. Vimalasara, en el Centro Budista de la Ciudad de México (2018).

Actualmente me encuentro cursando la última fase de formación para ser profesor certificado de uno de los programas estandarizados de Mindfulness para la salud. He guiado prácticas de meditación para estudiantes universitarios en un curso de maestría del ITAM (2018, primer semestre) y como facilitador en Círculos del Paz. He completado aproximadamente 4800 horas de práctica formal de meditación en los últimos cinco años.