Tus brazos merecen un especial cuidado pues lo que haces con ellos es extraordinario:  desde sostener la cuchara que lleva el alimento a tu boca hasta cargar las bolsas del supermercado, hacer talacha o abrazar. Pero actualmente, debido al estilo de vida, los brazos se debilitan y provocan muchos padecimientos en la articulación del hombro, es por esto que nuestros brazos y hombros requieren un cuidado especial y hay que aprender a moverlos de manera consciente.

El movimiento que te mostramos es sencillo y lo puedes hacer estando en el piso recostado o sentado e incluso de pie.

CÓMO COMENZAR:

  • Comienza recostado en el piso con los ojos cerrados, las rodillas flexionadas y los pies paralelos.
  • Cruza tus brazos tomando los codos y colócalos perpendiculares a tu pecho.

CÓMO MOVERLOS:

  • Comienza haciendo pequeños círculos sintiendo la articulación de tu hombro, primero a la derecha y después a la izquierda, unos cinco círculos por lado.
  • Posteriormente, sosteniendo los codos, lleva los brazos hacia el lado derecho, a la vez, eleva el omóplato opuesto. La cabeza gira al mismo lado. Regresa al centro y repite al lado izquierdo. Repite de derecha a izquierda y de izquierda a derecha unas 8 veces.
  • Relaja los brazos al lado del cuerpo y nota cómo se siente la espalda alta, los hombros y los brazos.

QUÉ OBSERVAR DENTRO DE LA POSTURA:

  • Asegúrate que al mover los brazos hacia un lado y otro, la cadera permanezca firme contra el suelo.
  • Observa que el movimiento surge usando los músculos de la espalda y no solo la articulación del hombro.
  • El movimiento debe ser lento, obsérvalo detenidamente mientras mantienes una respiraciónn natural.
  • Al terminar los movimientos mantén un momento de quietud y percibe cómo se sienten ambos brazos y su conexión con los hombros.

VERSIÓN EN SILLA:

  • Siéntate en una silla con los pies paralelos y los talones apoyados en las patas frontales.
  • Coloca un mat enrollado en el respaldo para sostener tu espalda vertical.

Sigue las mismas instrucciones que estando recostado primero moviendo los brazos en circulo y después de derecha a izquierda.

BENEFICIOS:

  • Ayuda a aliviar la tensión en hombros y brazos.
  • Elimina la rigidez de la espalda alta y la articulación del hombro.
  • Se conecta con la movilidad del brazo aprendiendo a usar la espalda.
  • Descansan los músculos trapézios.

La postura la muestra Jñana Dakini y Manuel Moreno.

Foto: Luis Juvera

 

¡Gracias por compartirnos!

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments