Postura de la Langosta o Saltamontes

Salabha: Langosta

Por Jñana Dakini, autora del libro: “Acércate al Yoga”.

La langosta, saltamontes o chapulín es una animal pequeño que salta y casi vuela migrando de un lugar a otro con energía despierta y juguetona. Al practicar esta postura experimentarás esa misma energía que te permitirá migrar a otras posturas, otras sensaciones y experiencias nuevas y renovadas.

EN QUÉ MOMENTO PRACTICARLA: cuando necesites un chapuzón de energía para eliminar tensión física o emocional  en la zona del pecho, que resguarda a tu corazón y pulmones, o cuando quieras eliminar rigidez en la parte alta de la espalda. Antes de practicarla  asegúrate de practicar otras posturas para que piernas y espalda estén lo suficientemente estables.

CÓMO ENTRAR A LA POSTURA.

  • Recuéstate boca abajo con el torso y piernas muy alargadas, con la frente apoyada al piso.
  • Tus brazos con codos flexionados y las manos apoyadas junto a tu cintura con las palmas hacia abajo como los brazos de chaturanga dandasana.
  • Manteniendo el pubis y diafragama al piso levanta tu pecho con una inhalación.
  • Extiende los brazos en una exhalación mateniéndolos largos y estirados a lo largo del cuerpo.
  • Alargando cada pierna levanta una primero y otra después a una distancia baja, y observando que no hay dolor en la zona lumbar.
  • Manténte en ese estiramiento por dos o tres respiraciones, con el tiempo puedes permanecer un par de respiraciones más.
  • Continua descansando en la postura de Adho Muka Virasana.

ACCIONES DENTRO DE LA POSTURA

  • Observa que los empeines estén firmes  y las piernas ligeramente separadas y estiradas.
  • Mantén el pubis, abdomen y diafragma en contacto firme con el suelo y los muslos fuera del piso.
  • Los glúteos se mantienen suaves.
  • El esternón se mantiene elevado.
  • Los brazos alargados ayudan a que los hombros se muevan hacia atrás con los omóplatos que descienden y presionan hacia delante.
  • Mantener la postura por 10 a 15 segundos y puedes repetirla unas dos o tres veces, descansando entre una y otra repetición

BENEFICIOS

  • Elimina rigidez en la parte alta de la espalda.
  • La columna se flexibiliza.
  • Se estira la piel del pecho lo que genera energía y al mismo tiempo alivio.
  • Se aprende a estirar la espalda lo cual ayuda a prevenir lumbalgia y a disminuir hiperlordosis.
  • Se elimina rigidez en los hombros.
  • Ayuda a eliminar el aletargamiento y cansancio.

MODIFICACIONES PARA CASOS ESPECÍFICOS.

Si la parte baja de la espalda es débil o hay hernias discales o se sufre de lumbalgia  es suficiente con alargar las piernas al piso, elevar el esternón  y rotar los hombros hacia atrás.

Las posturas las muestran Estela Lozano y Anjaneth Mejía

Fotos Luis Juvera.

 

 

 

 

 

¡Gracias por compartirnos!

Deja un comentario

avatar
  Subscribe  
Notify of