GEOMETRÍA EN EL CUERPO

Trikonasana, que significa triángulo, es una postura que se encuentra en la mayoría de los estilos de yoga, y en cada estilo tiene sus diferencias. Su complejidad radica en poder flexionar la cadera lateralmente y mantener el torso extendido y las pierna firmes. Es un trabajo de geometría del cuerpo que quizá no resulte atractivo para todos los practicantes, sin embargo, vale la pena practicarla con cuidado y paciencia, observando que no surjan tensiones en rodillas, sacro y cadera y así poder disfrutar sus beneficios.
Sus principales beneficios:
  • Desarrolla fortaleza y equilibrio en las piernas.
  • Mantiene flexible la articulación femoral.
  • Extiende los músculos de la pelvis, lo cual apoya el funcionamiento de los intestinos.
  • Ayuda a eliminar rigidez en la zona del pecho y hombros.
Cuidados:
  • Al flexionar la cadera lateralmente manténla centrada evitando que el sacro se mueva hacia atrás, aunque tu cuerpo no se incline mucho.
  • Mantén los dos costados alargados, aunque la inclinación del torso sea menor y aunque la mano no toque al piso.
  • Observa que las piernas estén bien estiradas pero sin causar dolor o tensión en las rodillas.
  • Si al hacer la postura sientes tensión en el sacro, coxis, espalda baja o articulación femoral, consulta con un maestro experimentado para que te indique como trabajar la postura.
  • Antes de hacer esta postura, practica otras que te ayuden a abrir la cadera y estirar las piernas, como la postura de Tadasana (la montaña) y Vrksasana (el árbol).

Gracias por compartirnos!

Comments are closed here.