POSTURA DEL ARBOL

Vrksa: árbol

El árbol se enraíza con fuerza a la tierra y entre más profundo el enraizamiento más se elevan sus ramas. Un árbol fuerte resiste a los vientos  y las tormentas. Cuando te encuentres en esta postura  honra a la tierra, siéntete en firmeza y estabilidad y que nada te derrumbe.

EN QUÉ MOMENTO PRACTICARLA: Cuando necesites conectar con estabilidad, arraigo, equilibrio y concentración y quieras además alargar toda tu columna vertebral. Puedes practicarla en cualquier momento de tu día, dentro o fuera del tapete de yoga.

CÓMO ENTRAS A LA POSTURA:

  • Colócate en la postura de Tadasana.
  • Teniendo buen apoyo con una pierna sube la otra, agarras tu pie y lo colocas en la la parte interna del otro muslo, la punta del pie se dirige hacia abajo.
  • Extiende tus dos brazos hacia arriba. Las manos pueden unirse o no. También puedes subir los omóplatos cuando subes los brazos para permitir que se alargue el músculo dorsal ancho, pero no lo hagas si hay tensión en tu cuello.
  • Alargas todo el torso y mantienes la postura por las respiraciones que te permita tu equilibrio. Quizá puedas permanecer hasta un minuto, respirando con suavidad.

QUÉ HACES MIENTRAS PERMANECES EN LA POSTURA

  • Mantén firme la planta del pie y el tobillo de la pierna que sirve de base.
  • Estira hacia arriba la rotula y el muslo en la pierna de base.
  • Mantén las dos caderas orientadas al frente y que al abrir la pierna de arriba no se vaya tu cadera hacia atrás.
  • Los glúteos se relajan hacia abajo y cuida que el sacro no se desplace hacia atrás.
  • La pierna que esta flexionada solo se abre hasta lo que permita tu articulación  femoral, no jales la pierna hacia atrás y mantén firme el  pie de arriba  contra la parte interna del muslo o la pantorrilla o tobillo.
  • Mantén muy alargado el torso y los brazos y solo une las palmas de las manos si al hacerlo puedes mantener los codos estirados.

BENEFICIOS

  • Elimina el aletargamiento al estirar hacia arriba toda la piel y músculos de piernas torso y brazos.
  • Propicia un estiramiento de los músculos que cubren a los órganos de la caja pélvica y torácica generando circulación de sangre en todo el cuerpo.
  • Se estira la zona axilar generando  flujo sanguíneo en los vasos linfáticos de esta área. La Linfa se encarga de purificar a la sangre.
  • Los brazos se vuelven fuertes y al mismo tiempo suaves.
  • Fortalece los huesos de la cadera y las piernas.
  • Al ser una postura de equilibrio fomenta la concentración de la mente.
  • Propicia un sentido de presencia.
  • Permite sentir que crecemos.
  • Proporciona mucha estabilidad y arraigo.

MODIFICACIONES PARA CASOS ESPECÍFICOS

  • Si hay debilidad en las rodillas o piernas, comenzar practicando con apoyo de un brazo hacia la pared.
  • Si hay debilidad en los hombros, no extiendas los brazos y puedes colocar los brazos a los lados o juntar palmas encima de la corinilla.
  • Para personas de edad avanzada o con problemas de equilibrio no es necesario que la pierna suba, es suficiente que se apoye el metatarso cerca del tobillo de la pierna de apoyo.

 

¡Gracias por compartirnos!

Deja un comentario

avatar
  Subscribe  
Notify of