El yoga no es una religión ni un dogma, es un conjunto de técnicas, prácticas y métodos tanto físicas como meditativas para armonizar los diferentes sistemas del organismo humano y generar un estado continuo de salud física, de tranquilidad y receptividad mental. Se crean condiciones para desarrollar cualidades como la paz, la bondad, la compasión y la ecuanimidad. En este sentido el yoga es un camino para liberarnos de patrones mentales y físicos que son causa de sufrimiento.

La práctica continua del yoga crea un cuerpo saludable con menos propensión a la enfermedad, una mente dúctil, positiva y en calma y una relación armoniosa con todas las personas y con el ambiente.

Históricamente el yoga se originó en India, como parte de varios sistemas dirigidos a la transformación total del ser. La palabra yoga viene de la raíz sánscrito yug que significa yugo, o unión.

La práctica del Yoga comprende:

1. Lineamientos éticos llamados Yamas y Niyamas, de los cuales el principal es la práctica de no violencia (Ahimsa), no ejercer violencia ni a uno mismo ni hacia los demás. Dicho de otra manera, la no violencia es se convierte en vivir en amor hacia uno mismo y hacia todos los seres.

2. Posturas, llamadas Asanas, que se refieren a la integración positiva de la energía física, mental y emocional en formas corporales que requieren atención, vigor y decisión. Las Asanas disciplinan al cuerpo y la mente y son ideales para eliminar el letargo, cansancio y dispersión y preparan al cuerpo y la mente para el pranayama y la meditación

3. Prácticas de respiración conocidas como Pranayama. Prana es la energía vital fuera y dentro de cada uno, el propósito es aprender a inhalar energía y a exhalar paz. El pranayama además de sus efectos en el sistema nervioso y respiratorio, nos enseña la poesía de la respiración, que es la enseñanza de recibir y dar.

4. Practicas de Meditación, las cuales se dirigen al trabajo de la mente aprendiendo a diluir patrones aflictivos que son causa de sufrimiento. La practica de meditación abarca desde métodos para el desarrollo de atención y concentración como la meditación de atención a la respiración (Anapanasati) como a métodos para una contemplación abierta que apuntan a un autoconocimiento profundo y de transformación.

El yoga desde hace milenios es una herramienta poderosa a favor de la salud, bienestar y paz siempre y cuando se practiquen todos sus aspectos: Ética, Asanas, Pranayama y Meditación, y si se practica con disciplina y continuidad algo poderoso y bello surge, aprendemos a amarnos y amar a los demás, como dice Donna Fhari: “Conforme progresas en tu practica de yoga tomate tiempo para hacer un pausa y preguntarte ¿en quién me estoy convirtiendo a través de esta práctica?, ¿ me estoy convirtiendo en la persona que me gustaría tener como amigo?”.

Practica con esta pregunta en tu siguiente sesión y ábrete al poder del yoga.

¡Gracias por compartirnos!

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments