I
CULTURA PREVÉDICAS Y VÉDICAS (3000-1000)


Los vestigios arqueológicos más conocidos relacionados con los orígenes del yoga se encuentran en las civilizaciones de Harappa y Mohenjo Daro, que existieron entre 3000 a 1600 años a.C. en el valle del Indo, actualmente Pakistán. En 1930 arqueólogos ingleses encontraron sellos de piedra que representan a hombres en posición sentada con las piernas cruzadas o flexionadas con las plantas de los pies juntas, similar a las posturas llamadas Sidhasana y Baddhakonasana. Estos hallazgos han generado un comentario generalizado de que el yoga existe desde hace varios milenios. Sin embargo, es un poco atrevido argumentar la existencia del yoga solo con base en éstos hallazgos arqueológicos, aunque a cierto nivel se puede hablar de la posibilidad, ya desde entonces, de la existencia de prácticas de contemplación que quizá sean la base de la mayoría de las practicas meditativas, siendo la meditación un elemento central del Yoga.

Es estos asentamientos de Harappa y Mohenjo Dharo surgieron las enseñanzas que se conocen como Vedas. Veda es una palabra en sánscrito que significa “ver” o “conocimiento”. Estas enseñanzas no fueron compuestos por un autor, sino transmitidas oralmente de generación a generación, “reveladas” a los rishis y solo mucho mas tarde reproducidas en escritura, de ahí que se les denomine Sruti, término que significa: “lo que se ha oído”.

Lo que se “oía” eran himnos a diferentes dioses, entre ellos a Agni (fuego), Vayu (viento), Indra (rayo), versos a la naturaleza utilizados en rituales de sacrificio y purificación. Los rituales de sacrificio de animales fueron predominantes en éste período védico como medio de purificación de las acciones negativas, pero estas practicas fueron descartadas mas tarde con la aparición del Jainismo, Budismo e Hinduismo. Cuando estas enseñanzas escuchadas, estos “Sruti”, quedaron plasmadas en textos, se dividieron en 4 colecciones:

Rigveda (1700 a.C.). Rig significa alabanza, es una colección de versos en forma de himnos dedicados principalmente a Agni, Indra y Purusha.

Yajurveda (1000 a.C.). Jayur significa sacrificio; en este texto aparecen himnos y rituales que se ejecutaban en las ceremonias de sacrificio para la auto-purificación.

Samaveda (1700 a.C.). Saman significa melodía. Se refiere al conocimiento de cantos y rituales ejecutados durante las ceremonias del Soma.

Atharvaveda. Atharvan, nombre de un sabio.
El siguiente verso pertenece al Atharvaveda y está dedicado al elemento tierra:

“Estoy de pie sobre esta Tierra, libre, sin dolor, invicto,
provéeme ¡oh tierra! del alimento de la fuerza que emana
de tu cuerpo. La tierra es mi madre, yo soy su hijo”.

Lo que el período védico aportó al Yoga se centra principalmente en haber asentado bases de practicas ascéticas que posteriormente evolucionarían hasta conformar practicas meditativas y de pranayama que siguen vigentes y por otra parte haber establecido las bases de la ciencia del Ayurveda. Ayur: vida, Veda: conocimiento. El conocimiento del Ayurveda sigue vigente como practicas principalmente de alimentación y depuración del organismo, y como complemento de todo estilo de yoga.

Gracias por compartirnos!

10
Deja un comentario

avatar
4 Comment threads
6 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
6 Comment authors
Staff de Yoga EspacioAlida Casalemaría guadalupe fernandez dittmannClarisaGriselda Meyer Recent comment authors
  Subscribe  
newest oldest most voted
Notify of
Dara Quintero
Guest
Dara Quintero

Muchas gracias por la información.
La considero particularmente valiosa.
¿Tendrán algún libro que me recomienden que ahonde más en esto?

Clarisa
Guest
Clarisa

Mil gracias muy interesante!!

Griselda Meyer
Guest
Griselda Meyer

Mil gracias por compartir este conocimiento que sin duda nos ayuda a saber los orígenes de nuestra práctica meditativa

maría guadalupe fernandez dittmann
Guest

Gracias , muy interesante!

Alida Casale
Guest
Alida Casale

¡Muchísimas gracias!, sin duda la semilla que nos hace interesarnos por los orígenes de esta maravillosa práctica, leí abajo el libro que recomiendan para profundizar, desde luego estaré al tanto de sus próximas publicaciones. Gracias de nuevo.