Por Jñana Dakini, autora del libro: “Acércate al Yoga”.

Postura del triángulo con giro

Parivrtta: con giro, Tri tres, Kona: ángulo

El movimiento de  girar la cabeza y el torso es un movimiento natural del cuerpo, lo usamos muchas veces al día cada que volteamos a mirar algo detrás de nosotros. Podemos hacer este movimiento porque nuestra columna vertebral esta preparada para ello con su sistema exquisito de músculos, ligamentos y articulación a lo largo de nuestra columna vertebral.

El yoga utiliza este movimiento natural de girar en diferentes posturas pero lo hace de manera no convencional, con el fin de desarrollar nuestra conciencia corporal, la creatividad y ponernos un reto que requiere aplicar inteligencia.  La postura del triángulo con giro nos brinda la oportunidad de usar un movimiento natural y llevarlo al plano de una forma estética que reta tanto nuestro equilibrio como movilidad y estabilidad.

EN QUÉ MOMENTO PRACTICARLA

Después de haber practicado algunas cuantas posturas de pie como Virabhadrasana I, y Parsvottonasana y las piernas se sientan fuertes y la columna vertebral se encuentre alargada.

CÓMO ENTRAR A LA POSTURA:

  • Colócate en Tadasana y lleva la pierna  izquierda hacia atrás, quedando las piernas en la postura llamada Parvrta Hasta Padasana. Ambas piernas estiradas, ambos pies al piso y la cadera centrada al frente.
  • Coloca tus manos en la cadera mientras flexionas el torso al frente hasta que llegue a estar  paralelo al suelo, alargando la columna hacia el frente y manteniendo el pecho amplio.
  • Cuando el torso está paralelo al piso, coloca los dedos de la mano izquierda cerca del pie derecho (hacia adentro o hacia afuera del pie) manteniendo el brazo estirado y levanta el brazo derecho en dirección del techo.  Esta elevación  del brazo va acompañado del giro del torso y permite que la cadera también gire levemente. Esto evita tensión en la zona lumbar.
  • Si te es posible gira la cabeza en dirección del brazo que está arriba.
  • Mantén la postura por una 5 respiraciones, regresa a Tadasana y repite del otro lado.

QUÉ HACES MIENTRAS PERMANECES EN LA POSTURA:

  • Mantén la firmeza de pies y piernas. No levantes el talón de atrás del piso.
  • Asegúrate que la cadera de la pierna de atrás se impulsa hacia adelante y la cadera de la pierna de enfrente  empuja  hacia atrás, esto permite que la cadera este nivelada.
  • Mantén la columna bien alargada desde la zona lumbar a la cervical.
  • Separa lo más que puedas la cadera del tórax para que puedas girar mejor.
  • Mantén el empuje de los dedos de la mano de apoyo contra el suelo lo cual pemitirá que el torso no se venza al piso.
  • Mantén los músculos abdominales firmes y largos.
  • Observa que el giro no produzca tensión en la zona lumbar ni en el cuello.

BENEFICIOS

  • Proporciona movilidad a los músculos más profundos de la columna vertebral como los retadores y mantiene la movilidad de las articulaciones intervertebrales.
  • Promueve la flexibilidad de la cadera.
  • Tonifica los músculos de las espalda y los abdominales.
  • Desarrolla sentido del equilibrio y concertación.

MODIFICACIONES PARA CASOS ESPECÍFICOS

  • Si la mano no llega al piso porque el torso se colapsa o no se puede alargar, colocar un bloque de madera debajo de la mano o colocar el brazo de apoyo contra el asiento de una silla.
  • Si hay tensión o dolor en el hombro del brazo que sube, no subir el brazo, solo girar el torso y colocar la mano sobre la cadera o sacro.
  • si hay tensión o dolor en el cuello o girar, mirar hacia abajo o al frente: barba en línea con el esternón.

 

PASO I

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PASO 2

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PASO 3

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Postura mostrada por Jñana Dakini.

¡Gracias por compartirnos!

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments