Por: Jñana Dakini

Uno de los aspectos que nos distingue como seres humanos del resto de las especies, es nuestra facultad  de poder sostenernos completamente erectos sobre dos piernas, una cualidad que tomó miles de años para desarrollarse. Cuando el hombre pudo erguirse, extender la columna vertebral y caminar sobre dos piernas, pudo percibir la realidad de manera diferente: mirando de frente, sintiendo la vibración de la tierra bajo los pies y la expansión infinita del cielo sobre su cabeza.

Sin embargo el mantenernos erguidos y con fortaleza es algo que desafortunadamente se pierde rápidamente si mantenemos una vida sedentaria, típica de la vida en las grandes ciudades, que conduce a un envejecimiento prematuro de nuestras piernas. Date cuenta por ejemplo que un signo de envejecimiento se manifiesta cuando comienzan a debilitarse pies, rodillas y muslos,  y por consiguiente la cadera pierde su estabilidad y la columna comienza a encorvarse en diferentes segmentos. Surge el cansancio, las piernas pesan, se pierde el equilibrio, duelen las rodillas, duele la espalda baja, solo para mencionar unas cuantas  condiciones  resultado del debilitamiento de las piernas.

Al  debilitarse
las piernas se debilita la cadera y como consecuencia la columna vertebral se
queda desprotegida, creándose condiciones para que surjan hernias díscales y
lordosis severas y otras irregularidades en la columna. También las piernas
débiles  desprotegen los músculos del
piso pélvico, lo cual lleva a desproteger a los órganos de la caja pélvica.

 Pasamos demasiado tiempo sentados frente a una computadora  o conduciendo un automóvil y las consecuencias no solo atentan con  nuestra salud física sino también mental y emocional. Afortunadamente el yoga pone énfasis en las llamadas Posturas de Pie, como un antídoto para las secuelas del sedentarismo.

Las posturas de pie, son  aquellas que  se ejecutan  bajo el principio de aprender a enraizar las plantas de los pies para desarrollar estabilidad, fuerza en las piernas y estabilidad y movilidad en la cadera. Cuando pies, piernas y cadera están firmes y estables se puede experimentar un profundo alargamiento de la columna vertebral junto con una mente concentrada y estable. 

En nuestro lenguaje cotidiano tenemos expresiones que dicen mucho de la importancia de estas posturas: “poner los pies en la tierra,” “ser fuerte como un árbol,” “nada me tambalea”, y todas estas expresiones hacen referencia al bienestar que sentimos cuando notamos que hay una base física-emocional que nos sostiene, esto comienza por plantar bien las plantas de los pies.

Para sentir de manera simple el efecto de las posturas de pie, puedes hacer este experimento: levántate y solo ponte de pie, ubica donde tienes tus pies y solo modifica un poco su dirección colocándolos con las puntas hacia el frente (por lo general nos paramos con las puntas hacia fuera)  ahora pisa con fuerza y al hacerlo notarás como se aprietan los músculos de tus piernas, con esa sensación de fortaleza, checa que en tu cadera el sacro no se vaya hacia atrás, ten tu cadera centrada. Sigue pisando  con firmeza, con los muslos fuertes y la cadera centrada y ahora coloca una mano sobre tu cabeza, sobre la coronilla y empuja tu mano suavemente con la cabeza y vas a sentir que tu columna se estira.

¿Te sientes diferente? Nota como tu mente se ha concentrado, por unos segundos has dejado tu mente tranquila.  Haz hecho una postura de pie.

El objetivo de la práctica de las  posturas de pie es precisamente crear una base sólida física que genere tranquilidad mental y emocional. Estas posturas de pie también construyen los cimientos para la práctica de otros grupos de posturas y son una excelente base para prepararnos para una practica de meditación.

Estos son algunos beneficios de las posturas de pie:

  • Los pies y piernas se fortalecen, esto incide en un buen caminar y equilibrio
  • La articulación femoral y la cadera se fortalecen y flexibilizan, esto afecta en el equilibrio, prevención de pérdida de movilidad y descalcificación prematura.
  • La musculatura del piso pélvico se fortalece  por lo que los órganos que se encuentran en la caja pélvica, como los órganos reproductores, la vejiga y el colon, se mantienen mas firmes y con menor tendencia a prolapsarse (caerse).
  • La columna vertebral se alinea, fortalece y flexibiliza.
  • Se fortalece el sistema músculo-esquelético en general.
  • Mejora la circulación .
  • Mejora el funcionamiento del colon.
  • Proporcionan una sensación de estabilidad corporal, mental y emocional.
  • Favorecen la atención y concentración.
  • Personas con sobrepeso, presión alta, diabéticos pueden hacer  posturas de pie  sin riesgo a lastimarse.

No tienes que aprenderte muchas posturas de pie para lograr sus beneficios, aquí te mostramos las 5 imprescindibles:

Fotos de alumnos y maestros de Yoga Espacio. Fotógrafo: Luis Juvera

 

 

Este es el encabezado

Por: Jñana Dakini, autora del libro “Acércate al Yoga”.

Gracias por compartirnos!

2
Deja un comentario

avatar
1 Comment threads
1 Thread replies
1 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
Staff de Yoga EspacioLuzma Recent comment authors
  Subscribe  
newest oldest most voted
Notify of
Luzma
Guest
Luzma

Gracias por compartir

Tu artículo es muy interesante

Staff de Yoga Espacio
Admin

Síguenos en nuestro Facebook: @yoga.espacio donde subimos contenidos todos los días 😀